Arasanz Garcia

Navegante

Del desierto al Atlántico, de los valles a las montañas y sin incidencias.

Del mar Mediterráneo en Algeciras al secano en Madrid.

Por Javier el 20 de octubre de 2019.

Finisher.No es muy agradable el día, Javier en silencio y mis cilindros casi apenas tiene ganas de bramar como otros días, tristemente partimos del hotel hacia nuestra casa. Las carreteras nos parecen aburridas, civilizadas y monótonas, menos mal que Javier decide hacer tramos por nacionales y comarcales, donde la cercanía al campo y las curvas y los adelantamientos nos mantienen en forma.

Las nubes cercan la carretera en la mediaciones de Jaén, paramos en un arcén de una rotonda y Javier se pone el "platano" de lluvia, signo inequívoco que amenaza lluvia pero que no nos caerá una gota, dice Javier que Murphy si que existe.

Vamos pasando Comunidades, Provincias y Pueblos, de forma anodina, en este día tornado gris, como nuestra alergría, que apenas aparece en nuestros corazones o cilindros, noto a Javier distante, callado, vencido de aburrimiento, añorando el codo a codo de los amigos, se echan de menos a Edu, Paco, Rodrigo y Nicasio, a los amigos del Staff, a Paco Torres a los dos JC, a Alejandro a Jose Manuel, a Alvaro y los vascos... a tantos amigos....

Estamos en Madrid, ahora queda la ilusión contenida en el garaje, la esperanza de volver a rodar pronto y soñar....

Comunicación.

Ilusión.

 

EPÍLOGO.

Esta vez, es Javier el que se encarga del momento de la despedida final. Aquí os lo dejo.

 

Blanquita, a tus lomos surqué su tierra,

mastiqué el polvo de su juventud alegre,

disfrute de ver su campo agreste

y lo busque del llano hasta la sierra.

 

Padre, vi tu juventud y busqué consuelo,

quería volver a verte y disfrutarte...

y sin sentido quede colgado cual baluarte,

no estabas ni en el cielo ni en el suelo.

 

Baje del monte a las vaguadas

surque llanos y cañadas...

grite tu nombre para hallarte

y grité tu nombre para llamarte.

Busque desesperado como un loco

con profundas heridas en mi alma

quede casi afónico por poco

y caí vencido al suelo, con calma,

con esa calma con la que hablabas,

con esa calma con la que me tratabas,

con esa calma quedé

al buscar dentro de mi alma,

supe que allí estabas, en mis entrañas,

para aplacar este sosiego que desgarra,

para apagar este fuego que me abrasa,

para dar la calma a mi alma,

ya no hace falta que te busque,

Padre, te encontré

dentro de mi alma,

allí, Padre, te encontré

y nunca más dejaré

que de allí salgas.

En memoria de mi Padre, Alejandro, que me acompaña todos los días desde que nací, especialmente desde su fallecimiento en la primavera del 2019, sobre todo cuando voy a Marruecos, su tierra que tanto amaba.

Despedida.

Vídeos personales.

2019 Marruecos, recuerdos.

Vídeos oficiales.

BMW motorrad Punta a Punta Espiritu GS 2019.

BMW motorrad Punta a Punta Espiritu GS experiencias vividas 2020.