Marruecos 2018, nieve y lluvia, barro y arena y un esguince de cilindro.

Parece que fue hace meses cuando Javier bajo en una mañana de aire templado al garaje. Era la mañana del día 22 de octubre de 2018, las 6:38 am en mi reloj, pusimos rumbo al trabajo y me pareció algo anodino, insulso, pero salir de la monotonía es siempre agradable. En mi interior pensaba en viajes, aventuras y avatares, mientras las luces de la ciudad acunaban la oscura noche en la madrugada de la gran urbe de asfalto.

 

Marruecos on the rocks. Punta a Punta 2017 Espiritu GS.

El día 25 de septiembre de 2017 seria un día distinto, Javier entró en el garaje a las 6:32 de la mañana, me desató de las Columnas de Hércules que me atan al garaje y salimos en dirección al centro de la gran urbe en la que cohabitamos con otros 3 millones de personas. Arrancamos o paramos al son de las luces de los semáforos que cruzan nuestro camino, el destino es el trabajo de Javier, esto significa que tiene que hacer un recado después de trabajo o que vamos a la revisión.